sábado, 26 de enero de 2013

La gran potencialidad literaria de Los Juegos del Hambre

Algunos me acusarán de ver fantasmas donde no los hay; otros, simplemente, de ser un Molinero-Empedernido; e incluso algunos simplemente dirán que soy un fanático cabreado..., pero, durante los exámenes finales de enero, en uno de esos momentos de Matías-deberías-estar-estudiando-y-no-en-el-ordenador-perdiendo-el-tiempo-por-mucho-que-tu-cabeza-saturada-te-pida-un-descanso, me topé con una crítica de Los Juegos del Hambre (que no voy a poner, porque no quiero dar publicidad y tampoco quiero causar ninguna polémica ni conflicto —paz y amor—) que me rompió el corazón. Una de las mejores sagas de literatura juvenil de los últimos años con una profundidad mayor a cualquier otra era considerada como una mezcla mal elaborada, sin gusto, sin gracia y preparada para ser digerida por adolescentes sin dos dedos de frente de Battle Royale y Crepúsculo. De acuerdo, no negaré el parecido del primer libro de la trilogía de Suzanne Collins con el archiconocido film japonés, pero comparar Crepúsculo con Los Juegos del Hambre es como comparar Tom Jones, de Henry Fielding, con Pamela, de Samuel Richardson (en lo referente a la temática), o, para que me entendáis mejor, comparar un huevo con una castaña. Esto, como comprenderéis, hizo que me hirviera la sangre, y por las reflexiones que encontré a lo largo de toda la reseña no me quedó otra que entender que el individuo en cuestión había realizado una lectura folletinesca, algo prejuiciosa desde mi punto de vista y, tal vez, obligada. Claro que toda opinión es válida, y si no te gusta, no te gusta, pero había afirmaciones tan categóricas que me hicieron replantear si habíamos leído el mismo libro o no.

Así que, ante tales acusaciones, decidí realizar un artículo exponiendo, a mi parecer, todas las potencialidades con las que cuenta la saga que le hacen ser algo más que unas simples noveluchas para adolescentes. Llegados a este punto, es mi deber avisaros de que este artículo estará completamente minado de SPOILERS de toda la TRILOGÍA de Los Juegos del Hambre, ya que sería imposible hablar sobre la profundidad de los libros haciendo tan solo sutiles referencias a su contenido, por eso aquí se hablará sin tapujos, tanto en los comentarios como en la misma entrada. Si no habéis leído los libros (tanto de LJDH como de Crepúsculo), salid ahora mismo de aquí.

Por último, antes de empezar, quiero dejar claro que todo este análisis parte de mi memoria natural: no he podido releer la trilogía por falta de tiempo, pero sin duda se encuentra entre mis libros de "relectura obligatoria". Esto implica que tal vez haya incongruencias o factores confusos, es decir, puedo hacer referencias a escenas o momentos que tal vez no sucedieron de la forma en la que los menciono, porque, desgraciadamente, no tengo tantísima memoria para recordarlo todo con precisión sibilina (aunque he recurrido a la memoria de varios amigos para contrastar información). En cualquier caso, en cuanto pueda releerlos, corregiré los fallos que pueda haber cometido.

Dicho esto, empecemos.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE NO ES CREPÚSCULO.

Cualquiera que se haya leído ambas sagas o al menos el primer libro de cada una de ellas es capaz de comprobar que poco tiene que ver la historia de una revolución con la historia de un matrimonio anunciado. Claro, ambas sagas son idénticas si nos centramos en que Katniss Everdeen tiene que elegir entre un dulce panadero y un cazador furtivo revolucionario así como Isabella Swan tenía para escoger entre un vampiro millonario y un hombre lobo sobremusculado. Lo que sucede es que, a diferencia de Crepúsculo, el triángulo amoroso no es el centro de la trama en Los Juegos del Hambre. Cierto es que cobra importancia a lo largo de la trilogía, especialmente en En llamas, pero se trata de un mecanismo para acentuar la profundidad psicológica de Katniss y los conflictos a los que debe enfrentarse, tal como veremos más adelante.
En Crepúsculo, el centro, la trama, es el amor incondicional que sienten Bella y Edward y los obstáculos con los que se encuentran para poder llegar a su final feliz; en Los Juegos del Hambre, la trama es la liberación de un pueblo a manos de una chica de dieciséis años que, sin comerlo ni beberlo, se ha visto envuelta en una revolución que ella misma ha provocado por el mero hecho de querer vivir dignamente y cómo su condición de adolescente se interpone constantemente entre esa revolución y una vida "normal" —dentro de las posibilidades que ofrece una vida sometida por el Capitolio—, cosa que nos lleva al siguiente punto.

LOS CONFLICTOS Y LA PROFUNDIDAD PSICOLÓGICA DE LOS JUEGOS DEL HAMBRE.

De un libro, pueden hacerse una gran variedad de lecturas (unas más acertadas que otras, por supuesto): puede hacerse una lectura folletinesca, que sería leer la novela sin mirar más allá de su historia, o puede hacerse una lectura más pausada y crítica, concentrándose en captar si las situaciones que se nos presentan tienen una doble significación, una mayor profundidad (¿Qué significa eso para el personaje? ¿Qué posibilidades pueden surgir de ese suceso? ¿Explota bien el autor esas posibilidades?) o si simplemente son lo que son. A veces, cuando leemos, no nos fijamos en esa profundidad, y no es hasta que nos encontramos con un prólogo o algo parecido cuando comprendemos esa doble realidad. Con Los Juegos del Hambre, sentía un mínimo de esa profundidad conforme iba leyendo la saga y sobre todo cuando, en momentos de nostalgia o de aburrimiento en clase, recordaba lo que sucedía en las novelas y veía que todo ello iba un poco más allá.

THG1¿Adónde quiero llegar? Veréis, no han sido pocas las veces que he oído o leído, aunque la opinión popular sea la contraria, que Katniss es un poco pánfila. No niego que su rapidez a la hora de responder a estímulos obvios (como el hecho de que si besa a Peeta el público gritará de entusiasmo y le dará comida y medicinas) sea algo nula o que a veces no sepa qué hacer o no o cómo sentirse respecto a Gale y Peeta. Pero a ver..., Katniss podrá ser todo lo valiente que queramos y tener la sensibilidad de una piedra, podrá ser rápida, fuerte y tener una puntería increíble con el arco... pero, ante todo, es una chica de dieciséis años. Una chica de dieciséis años curtida y madura a causa de todos los golpes que ha recibido durante su vida, a causa de un padre muerto al que idolatraba por una explosión en las minas y una madre que, en lugar de actuar como tal ante un momento tan duro, quedó en estado de shock y medio catatónica por tal tragedia, hecho que propició que Katniss tuviera que crecer antes de lo que le tocaba y cuidar de su madre y, en especial, de su querdísima hermana pequeña Primrose. De este modo, Katniss madura antes de tiempo, pero lo quiera o no sigue siendo una adolescente, y esto se nota en un primer momento en los instantes que pasa en el bosque, fuera de los límites del Distrito 12, con Gale: es el único sitio donde siente que puede ser ella misma y fingir que no sucede nada, que su pueblo no se muere de hambre, que de ella no depende nadie y que cada año el Capitolio no obliga a luchar a muerte a unos pobres e inocentes niños.

FoxfacedeadAsí vemos que nuestra protagonista, más allá de esa fortaleza que la vida le ha obligado a constuirse, es, al fin y al cabo, un ser humano y no un robot preparado para derrocar toda una dictadura. Y es sobre esta base sobre la cual se edifican todos los conflictos: en un primer lugar, la sustitución de Katniss por Prim en la Cosecha de los Septuagésimos cuartos Juegos del Hambre. Aquí, Katniss no actúa con la razón, no piensa que saldrá viva junto a Peeta de la Arena ni que provocará una revolución que salvará a los Distritos del yugo al que los somete el Capitolio: simplemente quiere salvar a su hermana de una muerte segura; Katniss actúa con el corazón. Luego, se da cuenta de que puede morir, se da cuenta de que seguramente haya firmado su sentencia de muerte... pero no le importa si Prim está a salvo. En este punto se encuentra otro factor relacionado con una de las críticas que se ha llevado la trilogía: el final del primer libro es previsible. Obvio, ¿cómo va a acabar el primer libro de una trilogía narrada en primera persona cuya protagonista tiene que luchar por su vida? Lo más lógico es que se salve, y si se salva también el chico enamorado de ella secretamente que se declara en medio de una entrevista que se retransmite por todo Panem, pues mejor, pero ya no tan previsible, pues, en teoría, de los 24 jóvenes que se enfrentan a muerte solo puede quedar uno. Pero... ¿de verdad importa que se anule ese factor sorpresa con el que, gracias a nuestros conceptos actuales de literatura, debería contar una novela? No. En realidad, la concepción de que por el final previsible de un libro una novela ya tenga que ser mala la considero totalmente errónea. En la narrativa lo que importa no es el desenlace en sí, sino el proceso para llegar hasta él. Son todos esos acontecimientos que se entrecruzan unos con otros lo que construyen la novela, y cuando un final es previsible lo mejor es ver cómo el autor se las ingenia para, aún así, nightlockssorprendernos. Cuando leí Los Juegos del Hambre sabía que era el inicio de una trilogía y que, por lo tanto, o bien Katniss sobrevivía a los Juegos o bien cada libro se centraría en unos Juegos o que, incluso, los Juegos durarían la trilogía entera. Al ver cómo se desenvolvía el argumento, me di cuenta de que los Juegos acabarían en ese volumen y que Katniss seguramente sobreviviría. Siguió, no obstante, sin importarme: estaba disfrutando con la novela y con la tensión provocada por Peeta, el amante trágico que debía morir. El resto, es historia, dijeron que podía haber dos vencedores, cambiaron las normas en el último instante para provocar que Katniss y Peeta tuvieran que matarse y... se encendió la chispa. Katniss se negó a seguir las normas del Capitolio, si no podían sobrevivir los dos, no sobreviviría nadie: el suicidio era la única opción.
¿Os dais cuenta de todo lo que ese gesto de suicidio significa? Una chica de dieciséis años está decidiendo morir, o al menos está fingiendo hacerlo, porque no quiere seguir con una vida así ni matar a un ser humano por el mero capricho del gobierno al que está sometida.

Burn___ContestEntry_by_Samurai_PET (1)La relación entre Katniss y Peeta también tiene su complejidad, aunque no lo parezca. Peeta siempre ha estado enamorado de Katniss y esta, aunque al principio no le corresponde, luego empieza a sentir algo por él y llega a ser el padre de sus hijos y el compañero de su vida. Esto se podría quedar aquí, como el tercero en discordia entre Katniss y Gale pero que al final se queda con la chica, pero hay algo más, y es que la relación no se desarrolla con normalidad alguna. Al principio, nuestra protagonista no es consciente de nada: cree que la declaración de Peeta es puro teatro para conseguir patrocinadores. Hasta este punto, bien, y con eso en mente Katniss les sigue el juego y empieza a actuar. Pero al final se da cuenta de la dolorosa verdad: Peeta no estaba actuando, él la amaba realmente y pensaba que ella le estaba correspondiendo. Entonces algo se desquebraja entre los dos: Peeta, convencido de que de vuelta en el Distrito 12 mantendría una relación con Katniss, se da cuenta de que era todo una burda mentira para sobrevivir y se aleja de ella para no sufrir más; Katniss, por su parte, se percata de algo terrible y confuso para ella, que es el hecho de que ese panadero, que antes apenas conocía e importaba y que solo le había dado una hogaza de pan quemado por lástima, se ha convertido en alguien especial para ella, alguien de quien no quiere alejarse y alguien por el que empieza a sentir algo más que una amistad. ¿Pero qué siente exactamente Katniss por él? ¿No sentía algo así por Gale? ¿Lo sigue sintiendo? ¿Qué ha cambiado, si todo era teatro? De nuevo, vemos que Katniss no tiene el control sobre su vida ni sus sentimientos, y, por mucho que intente aclararse, cada vez estará más confusa, porque echa de menos estar en el bosque con Gale, pero cuando a Peeta se le para el corazón en el Vasallaje de los Veinticinco el mundo se derrumba sobre ella. Y el momento más trágico llega cuando Peeta es secuestrado por el Capitolio y le lavan el cerebro, programándolo para matar a la chica que amaba. Si En llamas se centra en el conflicto psicológico de Katniss entre lo que siente por Peeta y lo que siente por Gale, entre apagar la revolución o avivarla, Sinsajo es un crudo retrato de esa Katniss que ya no puede más y a la cual le arrebatan kat_peetpoco a poco lo que le hacía mantener su cordura: primero su hogar, luego su amor y, por último, a lo que ya llegaremos, su hermana. Katniss, casi completamente consciente de que ama más a Peeta que a Gale, ve ahora que se lo han arrebatado, que le han borrado la memoria y que quiere matarla. De nuevo, es necesario recalcar que Katniss tiene, en ese momento de la historia, diecisiete años, ¿y qué está haciendo? Se esfuerza por ser la imagen de una revolución, la inspiración, el ídolo de todo un pueblo para luchar, vencer y poner fin a la opresión, mientras ella está exiliada, con su hogar, el Distrito 12, calcinado y la persona que más la quería en el mundo intentando asfixiarla. Y a pesar de todo, ahí sigue. ¿Cuántos de nosotros seríamos capaz de hacer algo así? ¿Cómo se la puede tachar de pánfila aguantando todo lo que soporta y la carga psicológica que todo ello comporta? Son golpes, uno detrás de otro, que tal vez, incluso, una persona adulta, aunque fuera más madura que Katniss, no podría soportar.

en llamasPor otro lado, tenemos la revolución: toda una nación pone sus esperanzas y su futuro en manos de una adolescente que, sin tener tal intención, enciende la chispa decidiendo morir por ella misma y no porque el Capitolio lo quiera así. ¿Cómo va a dejar el Capitolio que los Juegos del Hambre no tengan un ganador? Por ello, les hace campeones a ambos. Era la primera vez en la historia de Panem que sucedía algo así. Era la primera vez que alguien era capaz de doblegar al Capitolio en lugar de ser doblegado por él. Era la primera vez que había un cambio... y ese cambio podía significar algo. Era una oportunidad. De esta manera, Katniss se veía en el centro de una revolución, de una revolución que ni era consciente que había provocado. Es con la visita del presidente Snow a su casa en En llamas que se entera de que ha encendido la chispa... y todo por salvar su vida y la de Peeta. A partir de aquí, la misma dicotomía entre dos polos opuestos que veíamos con Peeta y Gale la vemos reflejada de nuevo con la revolución y llevar una vida tranquila. Katniss, vencedora de los Septuagésimos cuartos Juegos del Hambre junto a Peeta, puede llevar ahora una vida normal y desahogada tal como concebimos en nuestra realidad la vida de alguien adinerado: su nombre no entrará más para ser escogido en la Cosecha, ella y su familia dispondrán de toda la comida necesaria para vivir (y más) y una casa en condiciones en la Aldea de los Vencedores... Pero todo conlleva un precio: si quiere seguir disfrutando de esa vida, debe apagar la llama de la revolución y casarse con Peeta para que Panem piense que verdaderamente fue un acto de amor, el querer suicidarse, y no de rebelión... aunque Katniss tal vez no quiera a Peeta y su corazón esté en el bosque, con Gale. De nuevo, Katniss deberá elegir. El Capitolio la obliga a casarse para mantener las apariencias cuando todo parecía haber acabado; Peeta, con el corazón roto, tampoco parece hacerle mucha gracia verse forzado a casarse con la chica a la que amó y la cual fingía corresponderle; y Katniss es consciente de todo ello. Katniss debe parar la revolución... Pero Katniss también es consciente del sufrimiento de su pueblo, ella vivió ese sufrimiento. CF1¿Es tan egoísta como para darle la espalda a todo Panem? Pero si no lo hace, solo Dios sabe lo que es capaz de hacer el presidente Snow para impedir la rebelión... Ahora bien, cuando se desvela que el Vasallaje de los Veinticinco consistirá en hacer combatir de nuevo a todos los Vencedores de los Juegos, Katniss no vacilará más; fue una ingenua al pensar que algo podría cambiar, que Snow los dejaría en paz si se casaban. No iba a haber paz para ellos, nunca la habría... y Katniss se ve arrastrada por un plan que les englobaba a todos menos a ella para escapar de la Arena y empezar la rebelión en el Distrito 13, el cual se creía desaparecido. Nuestra protagonista, Katniss Everdeen, la misma que no sabe qué siente, la que tenía que elegir entre una vida fácil y una revolución, se encuentra con que los demás han escogido por ella y sin preguntarle su opinión, lo que, claramente, supone un duro golpe.

A partir de todo esto, Collins, queriéndolo o no, profundiza en la psicología de Katniss, una simple chica que, solo por salvar a su hermana, cambia el mundo... pero lo peor de todo es que la mayoría de veces, si os fijáis, no es Katniss la que acaba eligiendo, los otros acaban eligiendo por ella —especialmente,  la rebelión— de manera que Katniss se ve obligada a actuar de un determinado modo: es un juguete del Capitolio y un juguete del Distrito 13, y, aunque sea el elemento más importante, la pieza crucial para los planes de ambos, a nadie parece importarle lo que ella siente.

"LA ESTRUCTURA PERFECTA DE NOVELA TIENE UNA FORMA CIRCULAR".

Una vez, en clase de castellano en 1º de bachillerato, estábamos comentando Nada, de Carmen Laforet. Nuestra profesora comentó que la novela de Laforet tenía una estructura perfecta porque era una novela circular: empezaba igual que acababa, le seguían el paso de las estaciones, etc., y cual fue mi sorpresa al notar que en la trilogía de Suzanne Collins pasaba exactamente lo mismo, y apuesto que no he sido el único que se ha dado cuenta de esta pequeña y dolorosa revelación: toda la historia empieza y termina con Primrose Everdeen, la hermana de Katniss. Es por Prim que empieza todo, por ella Katniss se presenta voluntaria como Tributo y se produce la red de acontecimientos que desencadena la revolución. Es con la muerte de Prim en el bombardeo final cuando el Capitolio cae y los Distritos consiguen la victoria. Así, nos encontramos con la mayor tragedia de toda la trilogía: los esfuerzos de Katniss resultan en vano. Nuestra protagonista se presenta voluntaria como Tributo para evitar que su hermana reciba una muerte segura, Katniss provoca una rebelión para salvar a su hermana, para ofrecerle un mundo mejor... y Primrose acaba muriendo de todos modos. Esto provoca que, finalmente, Katniss se derrumbe psicológicamente: todas las tensiones provocadas por los conflictos mencionados anteriormente y que Katniss había aguantado estoicamente caen sobre ella aplastándola y haciéndole perder la cordura. La muerte de Prim es el detonante que provoca la locura de nuestra protagonista casi al final de Sinsajo. Por fortuna, acabará recuperando el juicio a partir de la venganza, la discusión con Buttercup y mediante la paz que le transmite Peeta —la misma Katniss llega a la conclusión de que lo último que necesita a su lado es alguien con un temperamento como Gale—.

EL PÚBLICO ACTUAL ESTÁ INSENSIBILIZADO.

Hoy en día, parece que si en una película o libro no hay sangre, no hay dolor ni sufrimiento. Al público le parece simple una frase como "Le atravieso con una flecha y veo cómo muere". Ignoro si esa oración figura o no en la novela pero... ¿de verdad puede parecer pobre y carente de emoción? Es decir, yo veo precisamente en la simpleza de esa frase toda la crudeza del mundo: la frialdad con la que Katniss narra ese suceso muestra la deshumanización total, la ira, el Capitolio ha conseguido lo que quería, que una de los Tributos se convirtiera en su arma, en una asesina.

Todo esto lo digo porque hay quien se burla de lo impresionable que ha sido el público juvenil con esta saga solo por haber "un poquito de sangre". ¿No se puede ver dolor más allá de la sangre? ¿Era cierto lo que dijo Kafka de que hemos normalizado hasta tal punto el sacrificio y la explotación humana que ya no nos causa emoción alguna? La crudeza de Los Juegos del Hambre no parte del sufrimiento físico, de ver sangre, de ver como alguien muere en una explosión o en un incendio, o cómo pierde la razón y se deforma su aspecto a causa de las picaduras de las rastrevíspulas o porque alguien ha atravesado a otro alguien con una lanza. Sí que hay horror en esas situaciones, pero no es un horror físico, sino piscológico, depende totalmente de las circunstancias: para empezar, la muerte de Rue, atravesada por una lanza; y luego, la de Prim, muerta por una explosión.

The-hunger-games-katniss-rue-death-flowersPor lo que me parece recordar, la muerte de Rue es limpia, apenas se describe la sangre o si le salen los intestinos por el agujero que le ha abierto la lanza en el abdomen, y es gracias a esa ausencia de lo repugnante que Suzanne Collins consigue una escena tan conmovedora y traumática: Collins no busca concentrarse en el dolor físico de Rue, en el horror de ser atravesado por una lanza, sino en la pérdida de la vida, concretamente la vida de una niña inocente que no ha hecho nada malo, únicamente tener la mala suerte de ser escogida como Tributo. Un ser puro que ni siquiera ha comenzado a vivir es asesinado en juego al que le han obligado a jugar.

Por otro lado, está la muerte de Prim, tan repentina e inesperada que Collins juega con las elipsis para que nos imaginemos la confusión, la sorpresa y la impotencia de su hermana Katniss. De nuevo, según creo, no encontramos ninguna descripción de miembros amputados o esqueletos calcinados, el escenario con el que nos encontraríamos después de tal explosión: únicamente sabemos que Primrose ha muerto, y dicho suceso basta para que Katniss pierda todas las fuerzas. Se trata de una muerte igual de dura que la de Rue o más, pues esta vez la víctima está estrechamente ligada a la protagonista por un vínculo familiar y de amor fraternal. Además, la situación en la que muere no podría ser más trágica a la par que irónica: Prim, con una trenza, emulando a su hermana mayor, pero con la camisa sobresaliéndole del pantalón "como la cola de un patito", desciende de un helicóptero junto a más jóvenes de su edad, miembros de la unidad de enfermería, para curar a los heridos. ¿Y qué sucede? Muere por una bomba arrojada por su mismo bando y que el propio Gale había ideado.

LOS SÍMBOLOS.

the_mockingjay_by_burdge_bugEn este apartado, me vais a permitir que vaya más lejos de lo que el propio texto escrito por Suzanne Collins aporta.

En una ocasión, en clase de lengua castellana, estábamos analizando un poema de Lorca (o eso me parece recordar) y la profesora no paraba de explicarnos que aquello era un símbolo de lo otro, etc. Yo, en un alarde de valor, me atreví a alzar la mano y pregunté: "Pero, profesora, ¿Lorca escribió todo esto consciente del significado que le daba y luego lo explicó o es algo que la crítica inventa?". Ella me respondió con una anécdota: al mismísimo Federico García Lorca le preguntaron qué quería decir con un fragmento de uno de sus poemas, y él dijo "No lo sé. Solo sé que lo vi". Su respuesta me dejó atónito: era la primera vez que veía que un escritor podía escribir más allá de su consciencia, que un escritor no era amo y señor de su obra, hecho que me han repetido mis profesores a lo largo de lo poco que llevo de carrera y que el mismo T.S. Eliot defendía.

Con todo esto no pretendo colocar a Suzanne Collins a la misma altura que Lorca o Eliot, simplemente ejemplificaros que ahora iré más allá, tal vez, de lo que la propia autora norteamericana escribió:

  • El suicidio: aunque Katniss fuera en parte consciente de que el Capitolio no les dejaría comerse las bayas para no tener que matarse el uno al otro, el mismo intento de suicidio ya tiene un valor y una profundidad en sí bastante palpable. El suicidio, desde el punto de vista de la religión cristiana, es un pecado que asegura tu entrada al Infierno, pues Dios es el único que tiene poder para quitarte la vida y decidir cuándo y cómo mueres. Dios te otorga la vida y Dios te desprovee de ella. Suicidarse es rebelarse contra Dios, es decidir tú por Él cuándo acabar con tu vida. Pues lo mismo sucede en el marco de los Juegos del Hambre: solo el Capitolio decide cuándo y cómo mueres, el intento de suicidio de Katniss y Peeta es una rebelión, tal como Panem lo interpreta y como ya lo había mencionado yo anteriormente. El Capitolio había decidido cuál sería la muerte de uno de los dos: morir a manos del otro amante y mostrar cómo ni el amor es un obstáculo contra el sumo poder del presidente Snow. Pero Katniss lo ve, se rebela contra el Capitolio, decide "no ser una pieza más en sus Juegos", tal como dijo Peeta, y morir a su modo.
  • El sinsajo: este es un símbolo más que evidente, ya que la propia Collins no oculta su significado, así que no me entretendré demasiado. El sinsajo es la libertad, es la revolución, es el poder del pueblo, la capacidad de vencer al Capitolio.
  • El vestido de novia: creo que todos recordamos con exactitud el vestido de novia que Cinna confecciona para Katniss. Para dar emoción y acentuar la tragedia del Vasallaje de los Veinticinco a ojos del público, Katniss aparece en su entrevista con el vestido de novia que llevaría en su falsa boda con Peeta si el destino no se hubiera interpuesto, de nuevo, entre los dos amantes del Distrito 12. Pero no acaba ahí la cosa: el vestido prende en llamas y se convierte en un vestido negro, de plumas, igual que un sinsajo. El primer significada con el que nos encontramos es claro: Katniss es el sinsajo, Katniss es la líder de la revolución; pero podemos ir un poco más allá: ese vestido representa el punto en el que Katniss deja atrás la fácil y falsa vida que le ofrece el Capitolio por una vida difícil pero sincera, la de conducir a su pueblo hacia la libertad, aunque no sepa hasta que punto los demás ya la habían inducido en ese plan siendo parte esencial del mismo. Prácticamente Katniss ya no tiene elección: ya se ha convertido en la inspiración que Panem necesitaba.
  • Primrose Everdeen: Prim no es tan solo la hermana pequeña de Katniss, sino que también representa a todos los niños de Panem, cosa que se puede apreciar claramente en el hecho de que, a Katniss, Rue le recuerda a Prim a pesar de sus diferencias físicas. Pero, además, Prim es también el futuro, la esperanza de un mundo mejor que parece abrirse después de la revolución y que se ve amenazado con su muerte y con el liderazgo de Coin.
  • Buttercup: el gato de Prim no podría estar exento de significación. No sé si os habréis fijado, pero yo creo que, sin lugar a dudas, Buttercup es un reflejo de Katniss. Ambos se odian mutuamente, están curtidos por la dureza de la vida en el Distrito 12, campan a sus anchas y se preocupan por Prim y la quieren infinitamente. Este reflejo es aún más patente en la escena de Sinsajo en la cual Katniss le grita a Buttercup que se marche, que Prim ha muerto y que jamás volverá, ocasionando así un diálogo consigo misma que posibilita la aceptación de la muerte de Prim y el estallido de todas las emociones que ha estado guardando en su interior.

FENÓMENO DE MASAS, DESPRESTIGIO ASEGURADO.

Me hace mucha gracia la gente que nunca lee literatura juvenil pero, cuando se publica el nuevo bombazo del momento, se lo lee y, abrazado sus lecturas más maduras, no titubea ni vacila al decir "No aporta nada nuevo al género" quedándose más ancho que su prepotencia. Tal vez si ese sujeto leyera verdaderamente literatura juvenil y viera la cantidad de libros clónicos que hay, comprendería que verdaderamente sí aporta algo nuevo al género.

THG2Los Juegos del Hambre, en concreto, se publicó en Estados Unidos en 2008, el mismo año en que Crepúsculo llegó su máximo apogeo gracias a la adaptación cinematográfica. A nuestro país, llegó un año más tarde, en 2009, en un contexto en el cual el público juvenil empezaba a cansarse mínimamente de tanto romance sobrenatural. El mercado estaba saturado de vampiros y, contra todo pronóstico —porque todos apuntábamos a que los ángeles se situarían como el nuevo centro de la literatura juvenil—, Los Juegos del Hambre marcaron un punto de inflexión: el público dijo basta y las distopías se empezaron a publicar como churros (y creo que ahora, en 2013, nos empezamos a preguntar cuál será la nueva moda de la literatura juvenil). Ojo, no estoy defendiendo las modas ni tampoco la publicación de libros clónicos (al contrario, estoy totalmente en contra de dicha estrategia por parte de las editoriales, pues, aunque puede que les funcione para mantenerse a flote en tiempos de crisis, creo que perjudica gravemente a la literatura juvenil —pero de esto ya hablaré largo y tendido en otra ocasión—), simplemente digo que no puedes decir que Los Juegos del Hambre no aportaron nada nuevo a la literatura juvenil basándote en la presencia de un triángulo amoroso que, como he intentado dejar claro a lo largo de todo el artículo, no es uno normal y corriente. La trilogía de Suzanne Collins consiguió cambiar el rumbo que seguía la literatura juvenil en el cual parecía encasillada desde la publicación de Crepúsculo, y, además, aportó una profundidad en su temática y sus conflictos impropios del género, profundidad que en pocos otros libros juveniles he encontrado.

Otro tema es todo el fenómeno fan que ha suscitado Los Juegos del Hambre: me he encontrado con muchos fan-arts de la trilogía, algunos muy buenos y otros muy noños que se centraban en las cualidades físicas de los personajes masculinos que más atraen al público femenino objetivo (sí, me refiero a Finnick Odair, quien, todos aquellos que nos hayamos leído la trilogía, sabemos que es mucho más que un guaperas: es un hombre enamorado de Annie, una chica con un profundo trauma piscológico, que muere después de casarse con ella y de dejarla embarazada). A partir de estos fan-arts, muchos han tachado directamente la saga de Collins de "otros libros dedicados a quinceañeras mojabragas". Mi pregunta es: ¿está legitimado el desprestigio de una obra a partir de lo que sus fans hagan con ella? La verdad es que que algo se convierta en un fenómeno de masas acarrea mucho daño, daño en ocasiones merecido pero en la mayoría de casos causado simplemente por el típico "it's too mainstream". Todos hemos caído en el "it's too mainstream" y quien lo niegue miente cual bellaco. Lo que vengo a decir es que tachar directamente algo de inmaduro, o reforzar tus argumentos en contra de ello, a paritr de fan-arts o fan-fics cuando hay CF2otra parte de estos que no son así... no tiene mucho sentido. Todos somos fans de algo, unos más extremistas que otros, y lo que puedes criticar, ya sea porque no te gusta o porque no te parece adecuado, sería el público y no el objeto de culto —y tal vez, ni eso, ¿no somos todos libres de hacer lo que nos venga en gana mientras no perjudiquemos a nadie?—.

CONCLUSIÓN.

No quiero caer en el típico "para gustos, los colores", pero verdaderamente la conclusión final sería esta. Yo, de Los Juegos del Hambre, he extraído esta lectura. ¿Es la única? No, para nada, tal como he dicho al principio. ¿Es la más correcta? No creo que tenga los conocimientos, las herramientas ni el ego necesario para decir que sí o que no. Lo que sí quiero dejar bien claro antes de acabar —porque será el motivo de mi linchamiento— es que no pretendo cambiar la opinión de nadie ni obligar a nadie a amar Los Juegos del Hambre, y este artículo tampoco tiene la intención de imponer la idea de "Este es el verdadero sentido de la trilogía de Suzanne Collins, si no lo pillas es que eres tonto y cualquier otra opinión que no se ajuste a este pensamiento no es válida". Tan solo he querido exponer una serie de puntos por los que considero que Los Juegos del Hambre supone algo distinto dentro de la literatura juvenil, gracias a lo cual marca una diferencia y debería perdurar. Que haya conseguido o no esa intención, es otro tema: el escritor empieza a escribir su obra con una intención y la acaba con otra. Y que tenga razón y Los Juegos del Hambre consiga sobrevivir y perdurar en la literatura juvenil... bueno, solo el tiempo lo dirá.

39 comentarios:

Mari 26 de enero de 2013, 18:34  

Pero como se nota que te encanta esta trilogía, la verdad es que no se parece en nada ¬¬ ósea que parecido tiene con Crepúsculo, si no hay.No sé de donde saco esa idea, me deja a cuadros pero en fin ni idea debe de tener mucha imaginación el autor para haber dado con algún parecido razonable puesto que yo no sé la encuentro en ningún momento

Clara Cañero Lois 26 de enero de 2013, 20:40  

Menudo examen tan minucioso y detallado que has hecho de todas las razones por las que esta trilogía ha sido, es y será digna de leer, de adorar y de ser considerada como pionera de la distopía del siglo XXI. ¡Vivan Los Juegos del Hambre!

paloma 26 de enero de 2013, 20:58  

Estoy totalmente de acuerdo. La trilogía de los juegos del hambre es diferente a cualquier libro juvenil, son libros que enganchan de verdad, que llegan, que te transmiten cada palabra con la que puedes imaginar cada situación perfectamente en tu mente. Me he leido tanto los juegos del hambre como crepúsculo y por favor que no me comparen y que se dejen de ideas preconcebidas. Crepúsculo fue una lectura como cualquier otra de estas que no se recuerdan con el paso del tiempo, me gusto en su momento pero los juegos del hambre me encantaron, los volvería a leer una y mil veces. La ironía es que haya leido los de crepúsculo mas de una vez y los de los juegos del hambre no quizá falta de tiempo, pero es una lectura que merece ser releída por supuesto. Y que no me comparen tampoco la historia de amor porque además de no ser la trama principal de la novela en los juegos del hambre aunque también es importante, no tiene nada que ver su desarrollo. El carácter de los personajes es diferente, todo es diferente.Y digo y repito los juegos del hambre son una de las mejores trilogías de estos últimos tiempos, pocos libros me han emocionado como este junto a si decido quedarme y su segunda parte cuando te encuentre y también. ASí que por favor a valorar las cosas como se merecen que cada uno tiene su opinión vale pero seamos realistas.

Pd: parece que me he emocionado un pcoo pero con estos libros no lo puedo evitar.

paloma 26 de enero de 2013, 20:59  

Estoy totalmente de acuerdo. La trilogía de los juegos del hambre es diferente a cualquier libro juvenil, son libros que enganchan de verdad, que llegan, que te transmiten cada palabra con la que puedes imaginar cada situación perfectamente en tu mente. Me he leido tanto los juegos del hambre como crepúsculo y por favor que no me comparen y que se dejen de ideas preconcebidas. Crepúsculo fue una lectura como cualquier otra de estas que no se recuerdan con el paso del tiempo, me gusto en su momento pero los juegos del hambre me encantaron, los volvería a leer una y mil veces. La ironía es que haya leido los de crepúsculo mas de una vez y los de los juegos del hambre no, pero es una lectura que merece ser releída por supuesto. Y que no me comparen tampoco la historia de amor porque además de no ser la trama principal de la novela en los juegos del hambre aunque también es importante, no tiene nada que ver su desarrollo. El carácter de los personajes es diferente, todo es diferente.Y digo y repito los juegos del hambre son una de las mejores trilogías de estos últimos tiempos, pocos libros me han emocionado como este junto a si decido quedarme y su segunda parte cuando te encuentre y también. ASí que por favor a valorar las cosas como se merecen que cada uno tiene su opinión vale pero seamos realistas.

Pd: parece que me he emocionado un pcoo pero con estos libros no lo puedo evitar.

Dany nphenix 26 de enero de 2013, 21:47  

Artículo bastante extenso. Yo no la leí esta trilogía porque no me gustan las distopías. Después de leer 1984 de George Orwell, no quise saber más nada con ese género, así que no leí Los juegos del hambre ni creo que lo haga. Sí vi la película, pero no me convenció demasiado como para leer la novela, creo que hay muchas cosas que se dejan sin explicar. Comparto el hecho de que por ahí trajo un aire nuevo a la literatura juvenil, que ahora se ve muy explotado, pero no me termina de convencer para leerlo, además de que algunas partes, en la película, me resultaron muy crudas y no creo que pueda con ello. Mucho tampoco puedo opinar porque no leí la trilogía.
Ahora, no sé de donde habrán sacado la comparación con Crepúsculo, creo que poco y nada tienen que ver.
Mientras leía tu nota, Katniss me hizo acordar mucho a Juana de Arco.
Besos.

Javier 26 de enero de 2013, 22:07  

Leer el artículo al completo sin morir en el intento es ardua tarea. PERO LO HE HECHO.
A ver qué clase de reflexión puedo hacer que aporte lo más mínimo a todo lo que has expuesto en el artículo. En primer lugar, estoy de acuerdo completamente con tu interpretación de la trilogía, de todos los símbolos que has señalado y de la doble intención -consciente o inconsciente- que Collins esconde, por así decirlo, en estos libros. Para mí LJDH no es una simple trilogía más. EN ABSOLUTO. Por supuesto que se pueden leer por mero placer y como un simple entretenimiento, pero creo que el potencial oculto de estos libros es demasiado grande como para que los lectores no se paren un momento a interpretar el enorme mensaje de LJDH, la gran crítica que se hace de forma subrepticia. Muchos me llamarán loco si comparo LJDH con otras grandes distopías como Un mundo feliz, de Huxley, o 1984, de Orwell. Quizá no puedan compararse porque, a pesar de encontrarse en cierta manera dentro del género, guardan ciertas diferencias insalvables que no permiten hacer tal comparación, aunque sí establecer muchos paralelismos entre unas y otras novelas. El trecho que separa a la literatura juvenil de la que consideran literatura madura o 'literatura de verdad' es aún demasiado grande. Siempre digo que la lite juvenil está en pleno conflicto de valores con el resto de géneros literarios. Algún día obtendrá el reconocimiento que se merece, o eso espero.
En cualquier caso... ya no sé por dónde iba. Sí, la comparación con las archiconocidas distopías que se usan como único paradigma para calificar una novela como distopía. LJDH aporta muchísimos elementos a este género, aunque su carácter juvenil siempre jugará en su contra. Con todo y con ello, me atrevo a compararla con esos titanes literarios en cuanto a simbolismo y significación. Como he dicho, muchas personas no verán en la trilogía de Collins más que la historia de una joven que debe atravesar mil y una adversidades para conseguir ser feliz. Habrá también quien, lamentablemente, considere LJDH como el conflicto interior de una chica que no sabe entre qué dos machos elegir. Y luego habrá quien, como tú y como yo, sepan ver más allá que todo eso. Y si nos ponemos a buscar dobles intenciones y mensajes trascendentes, la obra de Collins es muy rica en estos aspectos. Yo lo tengo clarísimo, y pienso que, aunque las novelas cuentan con muchas circunstancias que juegan en su contra —todo el fenómeno que se ha desatado, y la cosa no ha hecho más que empezar—, tienen un doble fondo que bien podría acabar imponiéndose sobre todo lo demás, consiguiendo así que LJDH ocupe su puesto más que merecido como distopía más que aceptable.

Anna Gallagher 27 de enero de 2013, 0:19  

Habría mucho que comentar, pero si eso me lo reservo y te lo comento en persona cuando te vea. Pero, en resumen, solo quería decirte que esta entrada es digna de ser impresa y encuadernada para la posteridad. Chapeau!.

Miyu 27 de enero de 2013, 6:27  

He leído la entrada completa y no podría estar más de acuerdo con cada punto que has citado (yo incluso nunca pensé que realmente hubiese un triángulo amoroso, porque Katniss tiene otras cosas más importantes en las que pensar: Como no pasar hambre, por ejemplo).

LJDH es una saga que me encantó cuando la leí (hace ya algún tiempo), y considero que pasó del anonimato absoluto (recuerdo que solamente podía comentarla con una amiga y mi hermana) a que bastante gente la leyese. Aún así, yo no he experimentado un gran boom desde la película, pero supongo que haberlo haylo.

Estoy muy de acuerdo: Mucha gente dice afirmaciones y no suelen leer literatura juvenil ni por asomo. Digo ésto porque he escuchado (y me han dicho) comentarios del plan "¿eso te gustó? Pues si no tiene nada" y el mejor "pues si es una pastelada". ¿De verdad? Suelo decir siempre con algunos amigos que existen varias versiones de la trilogía, porque mucha gente dice cosas sobre ella que -al menos en mi versión- no aparecía nada de eso. La versión que yo leí es la misma que leíste tú.

Gran entrada ^^

Piranha 27 de enero de 2013, 6:53  

Justamente estoy apenas leyendo Los juegos del hambre, voy por la mitad del libro y espero en un mes ya haber terminado los 3 tomos. La saga de Crepúsculo ya la leí y sin necesidad de haber terminado la de los juegos puedo concordar contigo sobre la tontería que implica, a mi parecer, el que comparen ambas historias.

No leí completamente tu entrada porque no quiero echarme a perder los detalles, pero en cuanto concluya mi lectura ten por seguro que vendré a dar una opinión que haga justicia a lo que pienso al respecto.

NoSinMiLibro 27 de enero de 2013, 8:02  

Fantástica reseña, la verdad que lo tengo pendiente de leer, pero me has convencido.
Un beso Cris.
http://nosinmilibro1.blogspot.com.es/

Hécate 27 de enero de 2013, 12:42  

Los Juegos del Hambre los leí este verano (pues, desconocía totalmente su existencia) y que quieres que te diga me encantaron.
Para mí hay dos tipos de libros: los que entretienen sin más y los que entretienen y encima, dan mucho que pensar. Un ejemplo del primer grupo sería Crepúsculo (antes de que alguien me mate los he leído ¿vale? jeje)a ver, ¿qué sucede? chica pava se enamora de un vampiro, más tarde entra en escena un lobo y finalmente se queda con el vampiro y tiene una hija FIN.
En cambio, LJDH es una historia dura que te pones a pensar lo cabrones que son los del Capitolio al enviar a niños a la arena a que se maten para tener ellos su espectáculo, que mientras los de los distritos se mueren de hambre ellos se hinchan a comer es más, la parte esa en la que Katniss va a una cena en el Capitolio y ve como en el banquete la gente vomita para poder seguir comiendo (como hacían los romanos ricos) es... bueno, no sé como definirlo.
El final, cuando mataron a Prim yo me quedé impactada :( pero si te pones a pensarlo esa fue la forma en la que debía acabar el libro. En fin, para mí LJDH no ha sido una trilogía más, ha sido LA trilogía(y de infantil ¡NADA!)jaja ha sido un punto de inflexión como tú dices, algo nuevo y que posiblemente haga que se publiquen obras similares (copias baratas para que nos entendamos).
Me ha gustado mucho tu entrada
Un saludo! ^^

rosanaccion 27 de enero de 2013, 13:37  

Tengo 32 años y me cautivó durante dos meses esta trilogía. Lo que a mi me transmitía LJDH es la misma realidad que vivimos. ME fascinó. Tras esta lectura me he quedado huérfana de "algo" que leer. La intensidad de estos libros no sé dónde volver a encontrarlos. Felicidades por este post, es increible. Saludos.

Yer_Soul 27 de enero de 2013, 13:54  

Creo, compi, que tienes más razón que un santo. Yo también he tenido el dudoso placer de leer reseñas de esta saga basadas en caificativos que tú mismo señalas y que me han hecho pensar si esa gente ha leído lo mismo que yo. O quizá no tiene la misma madurez que yo para saber interpretar todo. En cualquier caso, ya era hora de un artículo así, y me alegro que sea tuyo. Un saludo

dayra gabriela 27 de enero de 2013, 14:35  

Tu entra es laargisima...!! Jajaa pero me la lei.. :)
sotu super de acuerdo contigo..!! Yo. M lei todos los libros de crepusculo...como mucho el.ultimo "amanecer" y en verdad que incultos son las personas que se atreven a compara thg cn crepusculo..!! Son para tirarlos a los mutos..!!
Yo me lei thg ace mas o.menos un año gracias a mis amigas que lo comentaban y me dio x leerlo y sinceramente me a encantado..!! Como a dixo dany nphenix "es una especie de juana de arco" si lo es ...es una juana de arco pero futurista...cn otra mentalidad mas avanzada.. incluso. Jennifer lawrences q es la actris q da vida a katniss everdeen eb la gran pantaya lo dijo en ina entrevista " es una juana de arco futurista"
esta saga me engancho me engancha y me enganchara siempre..!!
Suzanne collins izo.un gran trabajo...y la stare siempre agradecida..!! Gracias a ella tengo.inculcados mas valores de los q tenia antes de leerm.su maraviyosa triologia...!!

Lucía 27 de enero de 2013, 14:50  

Magnífico análisis de la trilogía. Creo que si te has parado a analizar mientras la leías tienes que sacar conclusiones parecidas a estas; no hay tiempo ni espacio para crear ningún triángulo amoroso, o así lo veo yo.
Habría que valorar cada historia por separado, sin comparar cosas que no se parecen.
¡Enhorabuena!

Anónimo,  27 de enero de 2013, 15:53  

Ufff!!! Me acabo de enamorar <3 ^o^ espléndido artículo!!
Totalisimamente de acuerdo, yo sentí todo eso.
Además, pienso q a veces hay libros q solo pq sus protagonistas son adolescentes los limitan, cuando para mi claramente estos son Literatura y punto.
Creo q enseñan tanto, del mundo y de la sicología de él q deberían leerse a todas las edades.
Estoy totalmente en contra de las etiquetas especialmente la de "literatura juvenil", q lo llamen literatura y punto.
Felicidades, ha sido genial!!

Charlonte 27 de enero de 2013, 16:13  

*se levanta y aplaude* Yo he leído la crítica a la que te refieres y se nota que hay quienes se leen los fenómenos solo para luego criticarlos negativamente. Sin duda estoy completísimamente de acuerdo contigo, la obra de Suzanne va mucho más allá (si lo sabes ver).

.lll.

Irene M 27 de enero de 2013, 18:51  

Hola, Totalmente de acuerdo contigo y yo concluyó prácticamente lo mismo que tu. Me encantó tu reflexión acerca de Los Juegos del Hambre. Yo leí la saga y me encantó y cuando encontré ciertas críticas del libro que quizá son las mismas a las que te refieres,acerca de las cuales yo pensé: 1) No leyó la totalidad de los libros (se salto capítulos) 2) Es una persona muy vieja y resentida, a la que el mega éxito mundial de la saga le sabe amargo. 3) Es una persona muy joven y por lo tanto no puede hacer una lectura profunda del libro y lo que está subyacentemente. Es imposible tachar a Katniss de insensible y convenenciera sin situarte en su lugar y ver la edad que tiene. Te felicito. Expresaste lo que yo pensé al leer esta pseudocríticas y apoyo tu pensamiento. Los Juegos del hambre sí que han aportado al género y los que no lo entiendan es porque quizá no les gusta el género o son muy cortos de entendimiento. Saludos.

Cloris 27 de enero de 2013, 20:16  

Cuando terminé de leer la trilogía de "Los juegos del hambre" pensé: ya era hora de que llegara a la literatura juvenil actual una historia así, basada en valores diferentes a los que suelen propiciar los libros más vendidos.
No estoy en contra de los libros "típicos" ni tampoco de los más "sencillos" que entretienen y cumplen una función igual de digna que otros, pero para mí "Los juegos del hambre" fueron un oasis en medio de tanto desierto y me alegra saber que no he sido la única que lo ha sentido.
Tu entrada me ha parecido magnífica; explicas cosas complicadas de manera sencilla y, aunque algunas cosas que mencionas ya las había percibido al leer los libros, en otras no había caído como en lo del paralelismo entre Katniss y Buttercup al final de "Sinsajo".
He aprendido con tu análisis y no solo de una trilogía que creía conocer bien, sino también sobre como se puede examinar una obra con maestría.

De parte de una Cloris emocionada :')

Flor Martinez 27 de enero de 2013, 20:54  

Me pareció excelente tu artículo. El mínimo error que podría decirte es cuando mencionas que Prim ya no entraría en los posibles nominados a los juegos por el triunfo de Katnis. Si no me equivoco (pues hace unos meses que ya releeí los libros y tampoco tengo excelente memoria de cada detalle) Prim y cualquier familia de un vencedor puede seguir en los juegos (también recuerdo que en "En Llamas" hay un par de hermanos). La verdad traté de mantenerme alejada de las criticas a la obra porque en cuanto leí un comentario en facebook de alguien que decía que era Los Juegos del Hambre era crepúsculo con arco y flecha me di cuenta de que los que critican ni siquiera se toman la molestia de leer a profundidad la obra de la que pretenden hablar. Así es como me leí Crepúsculo un par de años atrás para constatar la calidad de la obra y poder argumentar mi punto de vista desfavorable respecto a ella. Los Juegos ha sido una experiencia de lectura maravillosa y tu articulo lo reafirma, ya que pensé que no se valoraba la obra en todo lo que ella implicaba pero ahora veo que muchos de los que gustan de ella si lo hacen. Gracias!

Cheli 28 de enero de 2013, 2:03  

Yo coincido con Rosana, tengo 34 años y he leido cientos de libros en mi vida (serios, premios nobel, basuras,etc) y LJDH me atrapó y ya lei la trilogia 2 veces. Que me gusta? que no trate a los adolescentes como tontos muertos de amor, sino mostrando una realidad comun a muchos el dia de hoy (luchar por sus familias, pasar hambre, conflictos famliares, etc) y la profundidad sicologica y su evolucion es notable.
Tambien te felicito por tu post, ya que no es solo una defensa "me gusta y que" si no una muy bien fundada y bien escrita.
BSSS

majo,  28 de enero de 2013, 5:42  

la saga completa de LJDH revelan casos que suceden diariamente:
Las personas del Capitolio que solo se interesan por su vestimenta y el consumismo excesivo, los distritos que solo existen para aportar sus producciones y los niños que pelearan para entretener a los ciudadanos capitalinos.
Básicamente es como el Circo Romano
"Pan y Juegos"

No se basa en el típico triangulo amoroso de niños bobos, Katniss se interesa en salvar a quienes ama por mas que eso le cueste la vida a lo largo de los 3 libros su mayor anhelo es dejarle a su pequeña hermana un mundo mejor, todo lo que hace desde el inicio es protegerla, a su amigo Gale lo aprecia porque con el logro mantener con vida a su familia gracias a la caza fuera del Distrito, Peeta representa la esperanza de que todo puede cambiar para mejor, desde el momento que le arrojo el pan quemado, ella no pudo desligarse de esa unión que surgió y eso que el era un extraño, Haymitch también juega un papel muy importante el también se revelo contra el Capitolio en el Vasallaje de los 25 por eso el capitolio acabo con sus seres amados ... podría seguir escribiendo mucho mas pero mejor no jjajja

me encanto tu punto de vista y realmente LJDH y Crepúsculo son como el agua y el aceite =)

Andruinna Sun 28 de enero de 2013, 9:16  

Me encanta el comentario que has hecho. Realmente estaba cansada de escuchar que era una copia de Battle Royal cuando ni siquiera compañeros y amigos se habían molestado en leer los libros y ya lo despotricaban sin siquiera saber nada de él.
De hecho, yo me enganche a la saga cuando salió la película y la fui a ver. Me pareció una película sublime, ya que se centraba en la psicología del personaje mas que en los hechos y eso me emocionó. Gracias a la película y su profundidad me enganché a la trilogía, la cual adoro y tengo pendiente de releer también cuando disponga de mas tiempo. La profundidad de los personajes y las segundas lecturas que tiene es lectura obligatoria de leer varias veces, creo yo.
Como muy bien se dice, para gustos colores, pero por lo menos la gente que lo critica que tengan la decencia de leerlo.

Andvari 28 de enero de 2013, 11:58  

Pffff. Cuando dicen "Los Juegos del Hambre es mejor que Crepúsculo" y viceversa o simplemente los comparan en cuanto a temática me arde la sangre por todo el cuerpo. Y como digo siempre: es como comparar una manzana con una silla. Simplemente, no.

En canto al resto del artículo, opino lo mismo que tú en casi todos los aspectos que mencionas. Nunca he entendido que alguien piense que Katniss no es una chica fuerte (psicológicamente hablando) o incluso pánfila. Lo que yo veo es que está asustada. Pero, vamos, ¿quién no lo estaría? No tengo hermanos y por lo tanto no sé si me presentaría voluntaria para sustituirlos en una matanza como Los Juegos del Hambre, pero es muy fácil decir "pues claro que me presentaría". . Me gustaría ver a todos los que dicen eso en la cosecha. A ver a quién no le tiemblan las piernas.

Mi padre se leyó los libros (le metí el primero a traición en la bolsa del trabajo y a la semana siguiente me pidió En llamas muy desesperadamente) y ambos coincidimos en algo: Katniss es uno de los mejores personajes que hemos leído precisamente por eso: está asustada porque es lo natural, pero incluso con ese miedo, lucha por sobrevivir y, más tarde, por salvar a su pueblo. A pesar del miedo y la presión, lo hace. Es una heroína. Asustada y con dieciséis años, pierde (en parte) al amor de su vida y a su hermana, pierde amigos en el camino, pero lo consigue.

Y aunque puede que no opines lo mismo, me enfadó un poco el final de Gale. Me explico: mucha de la gente a la que le digo que soy "Team Gale" (o como quieras llamarlo) siempre, siempre, siempre, lo primero que me dice es "¡pero si mata a Prim!". A ver, ¿qué? No sé si leí otro libro o lo leí con otros ojos, pero para mí Gale NO mata a Prim. No es un asesino. No va con una pistola y le pega un tiro. Él hace lo que hace para acabar de una vez por todas con la guerra, y Prim no es más que otra que muchos de los inocentes que mueren para que las guerras puedan acabar. Lloré mucho con la muerte de Prim y tuve que releer la escena varias veces para entender lo que había pasado, pero en ningún momento pensé que había sido culpa de Gale. Y por eso no me gustó que después de todo, lo único que se dijera de Gale fue que estaba en noséqué distrito. Y ya está. Y que la gente me siga diciendo que Gale es el asesino de Prim. Pues qué bien.

Y lo de la sangre... Tienes razón, de nuevo. Me dio tanta rabia la gente que se quejó de la película porque "casi no hay sangre". ¿No es suficiente ver que son NIÑOS que han MUERTO a manos de otros NIÑOS? ¿Necesitas ver cómo sale la sangre para sentir un mínimo de tristeza, rabia o empatía con los personajes? ¿De verdad?

Y, jo, nunca había pensado en Buttercup como un reflejo de la propia Katniss. Pero la verdad es que bien podría serlo.

En cuanto a tu conclusión, mi opinión es bastante parecida. Igual que Crepúsculo marcó un nuevo rumbo el la literatura juvenil, con Los Juegos del Hambre pasó lo mismo, y eso merece cierto reconocimiento. Pero ya se sabe, que haters hay en todas partes. La única solución es seguir leyendo lo que queramos e ignorarlos por completo.

Atentamente,

Andvari.

PD: un saludo a las arrugas y canas que seguramente hayan aparecido mientras leías mi comentario ♥






Anónimo,  28 de enero de 2013, 12:12  

Juana de arco?? No se muy bien con que puntos de la opinion te habras quedado par sacar esa conclusion. Independientemente de ese comentario me atevo a darte un consejo: Leete Los juegos del hambre. No debes basarte en el hecho de que la pelicula no te convencio porque yo experimente el mismo sentimiento y ahora adoro Los juegos del hambre. Cuando se estreno la pelicula fui a verla, habia escuchado que habia una trilogia sobre ella pero no habia tenido la ocasion de leerlos. La pelicula me dejo bastante confusa porque no entendia bien lo que pasaba y me sento muy mal ver a niños muriendo. Este verano me decidi leerme la trilogia y mi.opinion cambio completamente. Los.juegos del hambre, en mi opinion, es un libro increible al igual que los dos que le siguen, la foma con que la autorua escribe la novela, todo ese sentimiento y los acontecimientos que surguen hace que haya convertido esta trilogia en una de mis favoritas.
Con todo esto lo que pretendo no es que leas los juegos del hambre sino que te explico que yo tenia el sentimiento que tu tienes aora y como cambio a raiz de leerme los libros.
PD: Estoy de acuerdo en todo lo que pone en el articulo.

Anónimo,  28 de enero de 2013, 12:13  

Me ha parecido impresionante tu análisis de estos libros. Incluso diría que te has quedado corto, veo incluso más cosas y más profundidad en esta historia. Encontrar similitudes entre Los juegos del hambre y Crepúsculo, sólo deja claro que el autor de esa crítica o no ha leído los libros o no sabe valorar lo que lee. Katniss es todo lo contrario a pánfila. Caza y mantiene a su familia desde los 12 años, se presenta voluntaria a morir. Se aventura a salvar a Peeta....tantas cosas!!. Después de LJDH me sentía incapaz de encontrar libros que me transmitieran tantas cosas. Pero para quien esté buscando qué leer le recomiendo otra saga que acabo de conocer y también me ha impactado: "El juego de Ender".

vicc 28 de enero de 2013, 16:15  

No podia quedarme sin comentar mi opinion sobre esta espectacular reseña. Fue como volver a leer la trilogia. Sinceramente me encanto. Tambien esa fue la forma que yo comprendi la trilogia, salvo, la imagen de buttercup :O me sorprendi completamente ya que eso no lo habia logrado notar, pero al leerlo aca me di cuenta de cuanta razon tenes. Me encanto el articulo.

Cris Miguel 30 de enero de 2013, 13:39  

Guau! No puedo más que felicitarte por el meritorio y exhaustivo análisis de nuestra gran querida trilogía.

Tu opinión me parece muy válida y una gran respuesta a demasiados críticos que se autoproclaman poseedores de una razón universal y se ponen en contra por antonomasia de esta distopía, por el simple hecho pertenecer al género juvenil o tener un romance adolescente.

Enhorabuena por el análisis, un saludo!

Anónimo,  31 de marzo de 2013, 5:15  

Bueno. solo soy una chica de 15 años que ama la lectura, y como muchos libros eligió este, Cuando empeze a leerlo no pude parar más! Eran ganas de seguir y seguir leyendo...Hasta que llegas al final de la trilogía, quedas con gusta a más, y espero que Suzanne Collins se apiade de todos nosotros y profavor haga un cuerto libro. Bueno, Tú el que hizo toda esta Reseña, proyecto, análisis, me encanto que lo hayas hecho, me gusto mucho, lo leí todo. Bueno como hay gente que aprecia algunas cosas, hay otras que lamentablemente no, y que no tienen sentido para apreciar la cultura literaria, y para lamentar comparan grandes obras literarias sin sentido alguno, me gustaría ver esa crítica de aquella persona 77; pero no te preocupes, hay gente que es fiel a la literatura <3. Me gustaría conocerte, y platicar sobre todo esto. Soy tributo, lo mejor que pude haber leído...Y sigo con mi entusiasmo a otras lecturas. <3

Isa belilla 31 de mayo de 2013, 19:13  

Encontré este artículo en febrero más o menos y lo guardé para leerlo una vez terminado toda la trilogía. Por fin hoy la he terminado y quería ver tu artículo.

Estoy ligeramente lejos de ser una teen, y muy lejos de leer algo por que sea la moda. No seré yo quien se lea las malditas sombras de grey, por ejemplo.

Tengo meridianamente claro que no soy una experta en libros, pero hay una duda que me asalta, en serio esta trilogía es para adolescentes? El triángulo amoroso me la trae al pairo y no me he leído (ni pienso) crepusculo que sinceramente para mí, es una reinterpretación vampírica de romeo y julieta. Igual los libros son diferentes, pero vistas todas las peliculas, creo que con dos habría sobrado (sorry si molesta a alguien, pero apesta a estiramiento comercial innecesario).

A mi esta trilogía me parece una crítica social en grado sumo: matar por diversión; esclavizar básicamente a la mayoría para que unos pocos gozen de un estilo de vida más que extravagante; la crueldad y la vista gorda de los que estan en el poder... Tiene un mensaje tan potente que sinceramente me parece una pena que sea tratada de novela adolescente. Igual es por la elevada temperatura del ambiente en el que vivimos, pero más que una simple novela, me parece un mockinjay en sí misma.

La película en comparación con el libro es mala y confusa y puede que el comentario que citas (perdona por tutearte) se base solamente en la pelicula. Ni idea, pero leyendo los libros es imposible no sentir pena,cierto desasosiego y admiración por Katniss. Me parece un personaje de lo más interesante. Yo personalmente la comparo con Lisbeth Salander. Personas que se sublevan y/o deciden vivir fuera del sistema. Sin duda, muuuuuucho pero muuucho más que un estúpido triángulo amoroso y más aún, más que una novela adolescente.

Uchaimañé 13 de junio de 2013, 3:44  

Me gustó mucho mucho tu artículo! Como la chica del comentario anterior, encontré esta entrada en mis vacaciones de verano (acá son en enero)y la guardé hasta poder tener la saga entera leída. Esta tarde terminé Sinsajo con los ojos rojos por lo mucho que lloré (soy una boluda muy sensible) y no pude esperar más a leer ésto. Pero basta de dar vueltas; no puedo evitar decir que también estoy de acuerdo en tus planteamientos, me parece una opinión muy bien fundamentada y eso está copado. Me encantó la observación de que Katniss pudo al fin aceptar la pérdida de Prim al gritarle a Buttercup y la de que es una novela circular porque todo comienza y termina con Prim. También me gustaría secundar a la que dijo estar en desacuerdo con el final de Gale. No es que pretendía que él y Katniss terminaran juntos, ella eligió al que necesitaba para sobrevivir. (Y creo firmemente que en un mundo paralelo en el que nunca hubiera salido el nombre de Prim y la vida de todos hubiera seguido su curso normal, ella hubiera huido al bosque con Gale, como especula casi al final de la trilogía. Porque en ese caso lo hubiera necesitado a él para sobrevivir, simplemente). Bueno, la cuestión es que sí sentí como medio que lo dejaron abandonado, tipo, "Está en el 2 haciendo un trabajo importante. Siguió con su vida. Fin". ¡Hermana, ¿me hiciste quererlo durante toda la saga para al final ni siquiera decirme si encontró una mina decente con la que juntarse?! Aunque está bueno que deje ciertas cosas a la imaginación. En fin. Amé con el alma la trilogía, en serio, me movió el alma hasta los cimientos. Quería comentar nomás que, según mi papá, (que considero alguien con bastante cancha en la literatura), la saga está muy buena pero Suzanne la explotó poco. O sea, es un tema que da para mucho más. Que podría haber escrito libros del tamaño de Biblias (aunque las Biblias tengan muchos tamaños, pero vos me entendés). O sea, que están escritos como si fueran un guión de cine, van al grano. No quiere decir que estén mal escritos, simplemente que es un tema que tiene muchísimo potencial. Eso, simplemente (?) Gracias por un artículo tan lindo en el que se nota que te esforzaste tanto, ¡y perdón por dejar un testamento como comentario! Tengo la mala costumbre de hablar demasiado, sobre todo cuando de libros se refiere. En fin, chau!

Nina 28 de julio de 2013, 4:09  

Yo acabo de terminar sinsajo y estoy deacuerdo. Es podria decir de lo mas destacable. Pero a mi parecer LJDH NO ES JUVENIL. PUEDE SER ADULTA PERFECTAMENTE.

Mirian Marin 23 de agosto de 2013, 22:02  

Madre mía. Esto es una entrada y una reflexión en toda regla no las tonterías que hago yo.

Me ha gustado sobre todo la parte del simbolismo. Yo también intento buscarle a cada libro un significado y, además, me pregunto si lo harán conscientes tal y como tu te lo has preguntado. Incluso, Lorca es uno de mis autores españoles favoritos.

Tal y como tu has dicho, las editoriales nos están saturando de historias idénticas una detrás de otra. En mi opinión, pocas historias distópicas se libran y triunfan como la de los Juegos del Hambre. Pero fíjate, que pienso que es una idea tan pero tan buena, que poco a poco iba perdiendo fuerza en la trilogía. Pero, aún así, me ha encantado.

No voy a extenderme mucho más ya que en la mayoría estoy absolutamente de acuerdo contigo.
Que sepas que vas directo a mis lecturas del Blog.

¡Nos leemos!
http://mirlenahaloway.blogspot.com.es

Anónimo,  7 de octubre de 2013, 16:33  

¿Soy mayor para leer literatura juvenil? 38 años y no pude dejar la trilogía. Pestañas quemadas. Ojos rojos. Una lágrima o dos. Indignación. Incomprensión.
No esperéis una historia de amor. Lo importante es el crecimiento de Katniss, sus decisiones, su evolución, su dolor.
Si sabéis de otra igual...

Nebe 7 de enero de 2014, 20:05  

Has escrito un artículo magnífico sobre Los juegos del hambre, tu visión en profundidad de la trilogía está muy bien.

Yo también he leído lo primero que comentas, que LJDH se asemeja a Battle Royale y habiendo leído los dos libros, sí, hay algunos puntos similares, pero solo unos pocos, ambos libros tienen identidad propia y son lo suficientemente diferentes como para ir diciendo que se trata de un plagio y cosas por el estilo que he leído en algunas webs.

Las comparaciones con Crepúsculo son odiosas, hay gente que se deja llevar por los prejuicios y se pierden sagas de esta calidad, una pena.

Reconozco que cuando leo, busco algo que me entretenga, por lo que en la mayoría de ocasiones, no suelo profundizar mucho ni sacar grandes conclusiones, tu texto me ha abierto los ojos por ejemplo con el caso de que la trilogía tiene una estructura circular, algo curioso y llamativo que encuentro fue un acierto.

Y por último, sobre Katniss, en las dos primeras entregas me encanta, su forma de ser y actuar es acorde con lo que ha vivido, pero en Sinsajo, esperaba más de ella, comprendo que la situación es horrible, pero no sé, esperaba otra cosa.


Genial artículo, saludos ;)

Valle 13 de febrero de 2014, 23:44  

Un artículo completamente inspirador, de verdad. Me ha encantado, no sólo las ideas que has presentado, sino también la manera en la que te expresas. Maravillada estoy.
Hace tiempo que no leía ningún blog, que estaba bastante desconectada de este mundo, pero me alegro mucho que este haya sido el primero que haya retomado después de tanto tiempo. Es posible que no leyese nada tuyo desde hace... más de dos años, seguramente, y sigo adorando tu blog como el primer día.
El artículo, aunque sea de opinión, no podría estar más de acuerdo contigo. Yo soy una de esas que leen bastante literatura juvenil, y es cierto que no pueden hablar de cánones si sólo leen los libros que alcanzan tal renombre como las últimas sagas. No me voy a cansar de decir lo asombroso que me ha resultado encontrar un artículo de tal alto calibre defendiendo una trilogía juvenil, detallado, riguroso, y completamente correcto.
Muchas gracias, parecerá exagerado, pero me has alegrado la noche.
Aprovecho para hacer "publi": http://booksandtherest.blogspot.com.es/
Gracias

Montse,  20 de octubre de 2014, 17:55  

Me pareciò muy bueno tu articulo, detallaste a tu manera cosas que quizà no notemos a las primeras 8 veces que uno lee los libros.
Yo soy amante de la trilogìa y admiro a Katniss porque a pesar de ser un personaje ficciòn tiene muchos problemas que la gente pasa y aun asì logra sobresalir.

Anónimo,  22 de noviembre de 2015, 16:16  

Fenómeno fan adolescentes salidos que lo unico que importa son las apariencias y no los hechos.

Anónimo,  22 de noviembre de 2015, 16:17  

Aprobación? De quién? La Censura?

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP