miércoles, 6 de marzo de 2013

Reseña Otaku: Mátame bajo el árbol de cerezo

Título: Mátame bajo el árbol de cerezo
Autora: Hina Sakurada
Serie: Autoconclusivo
Color: B/N
Género: Shojo
Precio: 8,00 €

Sinopsis: 
Un día, Yukino recibe un extraño mensaje de Saho, su mejor amiga. Al llegar al instituto, se entera de su muerte. Al parecer se suicidó por culpa de la misma Yukino. Entonces, ¿por qué su último mensaje decía simplemente “Huye”…?
Podéis leer aquí el primer capítulo.

Nota: 4/5


Reseña: Ciertamente, como algunos sabréis, no soy muy dado a leer shojos con una estética tan, digamos, girly, pero un título tan duro y una sinopsis tan enigmática prometían de todo menos algo así. Y sí, ha resultado como esperaba. Bueno, para ser sincero, creía que me encontraría en algo tan crudo como Life, pero al parecer el manga de Keiko Suenobu es insuperable en ese aspecto; aun así, para tratarse de un manga autoconclusivo, lo cual supone que tiene un número limitado de páginas para contar una historia y transmitir unas emociones, la historia cuenta con una fuerte dureza psicológica.

De este modo, la trama que nos encontramos en Mátame bajo el árbol de cerezo se trata de un argumento básicamente psicológico que puede ponernos los pelos de punta en algún que otro momento. Cuenta una historia que al principio puede parecer simple y típica: una chica descubre que su mejor amiga se ha suicidado, al parecer, por su culpa. Pero, ¿qué ha hecho Yukino para que Saho se tirara de la terraza del instituto? Aparentemente, nada. Como supondréis, esto crea importantes conflictos interiores que la autora retrata en pocas páginas: vemos cómo la culpabilidad reconcome a Yukino, cómo sus compañeros de instituto la acusan de asesinato y cómo el novio de Saho parece ser el único apoyo para la protagonista, cosa que tampoco hará gracia a nadie. Puede que el ritmo sea rápido en varias ocasiones, pero para una historia de tres capítulos, y uno extra, no se pueden pedir demasiadas exigencias, debemos contentarnos con que, al menos, trama y ritmo confluyan armónicamente, por acelerado que parezca.

Pasemos al dibujo. Como ya habréis podido apreciar simplemente por la portada, la ilustración de este manga es puramente shojo: cuerpos esbeltos y extremadamente delgados, casi cabezones, chicas con ojos enormes y pestañas más espesas que la mente de cualquier estudiante a las ocho de la mañana. Algo que no me vuelve loco, pero que cuando se aprovecha, puede dar buenos resultados haciendo de este dibujo tan hiperbólico un buen medio para potenciar la expresividad de los personajes. Hina Sakurada consigue algo de esa expresividad (bastante, a decir verdad), y aunque no es tan brutal como la de Life (lo sé, las comparaciones son idiotas, pero es un gaje del oficio), lo cierto es que está bien lograda.

¿Sobre el final? Me ha gustado muchísimo, sobre todo por el capítulo extra, que aclara muchas cosas y ofrece otro punto de vista a la historia. ¿Sobre los personajes? Me han gustado todos (por los cacaos en sus cabezas, sus taras, etc., porque aquí nadie se salva), aunque Yukino a veces me pusiera algo nervioso. Todos tienen su historia, su personalidad, su algo-que-contar, sus pros y sus contras (más de lo último, poco de lo primero).

En definitiva, no me queda más que recomendar la lectura de Mátame bajo el árbol de cerezo a todo el mundo.
¿Gustará especialmente a las shojeras? Puede ser, aunque su trama dista mucho de lo que sería el típico shojo, por lo que todo el mundo puede disfrutar de este manga tan duro. Al fin y al cabo, ¿no son maravillosas esas historias que siempre nos recuerdan que, aunque parezca mentira, uno mismo no es el único en el mundo que vive y siente?

[Por último, si decidís echarle un ojo, os recomendaría que no leyeseis la sinopsis que figura en la contraportada para que la historia os impresione más; yo tan solo he puesto una parte de ella.]

8 comentarios:

mayumako 6 de marzo de 2013, 13:39  

Ains, yo no leo pa sufrí, y menos si es sobre acoso escolar *pasado oscuro asomando*, pero al menos es autoconclusivo T_T.

Tinuwel 6 de marzo de 2013, 14:14  

Lo leí cuando lo publicaron y sí que me gustó. Tiene un punto macabro que te deja los pelillos de punta algunas veces... :D

Chuli Child 6 de marzo de 2013, 15:03  

Vaya... yo lo disfruté bastante, pero aunque sí que es una historia dura, a mí me parece que el trasfondo psicológico de los personas es pobre o nulo. Me gustó mucho, como te he dicho, pero más por la locura que suponía todo que porque me estuviese, hm, "encogiendo" ante lo que ocurría. A mí no me llegó en absoluto, y fui incapaz de empatizar con los personajes o sentir algo más que un «madre mía, y qué más les va a pasar ya». No sé, no sé, a mí me parecían todos como muñecos vacíos y locos y un drama muy llevado al extremo porque sí.

Pero eso, tiene un "algo" en lo que supongo que coincidimos, porque yo también lo recomendaría :)

Diario de Estela 6 de marzo de 2013, 15:16  

^_^ tiene muy buena pinta ^_^ intentaré hacerme con él!

Todos estos temas y los puntos que destacan siempre me han atraído en el Manga.

Besos!

Nina 6 de marzo de 2013, 15:19  

Al menos es autoconclusivo!!! por eso si que lo leeria

Sue 6 de marzo de 2013, 16:14  

Hace mucho que no leo manga TT
Y dado que me suelo coincidir con tu opinión, en cuanto he acabado la reseña lo he pedido ya a la Fnac, así que mañana lo tendré entre mis manos*^*
Cuando mi lista de libros por leer que tengo en casa disminuya, intentaré hacerme con Life!
¿Nos vemos mañana?

Shion 8 de marzo de 2013, 14:41  

Yo también lo recomiendo mucho. Me encantó y para ser un tomito único está muy bien.

Nahua 11 de marzo de 2013, 18:10  

Pinta muy bien. Intentaré hacerme con él a ver que tal.
Un beso ^.^

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP