viernes, 15 de marzo de 2013

Review: Lola and the Boy Next Door

Review es una "sección" donde reseñaré los (pocos) libros que lea en inglés. Podéis encontrar estas reseñas en el mismo lugar que las normales, en el apartado "Reseñas" de la sidebar. La única diferencia respecto a las reseñas tradicionales es que, debido a mi poco conocimiento de la lengua inglesa, no podré indicaros la calidad de su prosa, únicamente la de trama, y, por lo tanto, serán menos extensas de lo que son habitualmente.

Título: Lola and the Boy Next Door
Autora: Stephanie Perkins
Editorial: Dutton
Páginas: 372
Precio: 11,03€
Sinopsis: 
Para la diseñadora de moda en ciernes Lola Nolan, las prendas de ropa más llamativas, más brillantes, más divertidas, más salvajes, siempre son las mejores. A pesar de su estilo extravagante, Lola es una hija ejemplar y una buena amiga, y tiene grandes planes para el futuro. Todo en su vida parece bastante perfecto (incluso su guapísimo novio roquero) hasta que los gemelos Bell se mudan de nuevo a la casa de al lado.


Nota: 3/5

Reseña: Lola Nolan no cree en la moda. Cree en los disfraces. De cuántos más volantes, colores chillones, combinaciones estrambóticas, tutús, botas militares y pelucas esté compuesto su modelito del día, mejor. La ropa normal le parece tan... sosa. Por eso su sueño es entrar al Baile de Invierno vestida como María Antonieta, con un vestido de voluminosos volantes, apretado corsé y una falda tan ancha que tenga que entrar por la gran puerta de lado. Y cogida del brazo de su impresionante novio rockero Max, que tiene un tatuaje de un niño con un pijama de lobo en el codo y unos cuantos años más que ella, cinco, concretamente. Por lo que sus padres no aprueban PARA NADA esa relación. Alguien normal (y que no tuviera idea de nada), pensaría que tener dos padres gays daría más libertad a una hija adolescente de diecisiete años, pero los padres de Lola no podrían ser más estrictos. ¿Cuándo se darán cuenta de que Max es y será el único hombre de su vida?
En definitiva, la vida de Dolores Nolan no podría ser más perfecta... hasta que aparece Calliope Bell, la chica que vivía en la casa de al lado, la magnífica y perfecta vecina de cuerpo escultural y brillante y prometedora carrera de patinadora artística. Menos mal que Cricket, su hermano gemelo, no se ha mudado con ella y toda su familia igual que tantos años atrás. Porque vive en el campus de Berkeley y solo pasa los fines de semana en la habitación cuya ventana da... a la ventana del cuarto de Lola. Menos mal.

So he started wearing these pants.
Nice pants. Not hipster pants or preppy pants or anything like that, just pants that said he cared about pants. They were chosen to fit his frame. Some plain, some prinstriped to further elongate his heigh. And he would pair them with vintage shirts and unusual jackets in a way that looked effortlessly cool.
So while the guys in my grade could barely remember to keep their flies zipped -and the only ones who DID care about their appearance were budding homosexuals- here was a perfectly friendly, perfectly attractive, perfectly dressed straitgh boy who just-so-happened to live next door to me.
Of course I fell in love with him.
Of course it ended badly.

Después de lo mucho que me maravilló Anna, no pude hacer otra cosa que gastarme diez eurillos en Lola. No obstante, en mi corazón, algo me decía que Lola y su vecino no me gustarían tantísimo como me gustó la aventura de Anna en Francia. Era un pálpito. Una corazonada. Un simple algo. Pero la gente que ya lo había leído me decía que no, que lo amaría, que sería genial y que me entusiasmaría como lo hizo Anna. Ahora ya lo puedo decir: nope. Bueno, que me ha gustado, pero no tanto como esperaba. Debí haberme mantenido fiel a mi presentimiento e ignorar las buenas palabras, así, la novela de la Perkins me hubiera gustado más.

A nivel formal, la novela sigue la misma línea que Anna and the French Kiss: la narración es fresca y ágil, completamente natural, tanto que es como si la misma Lola nos hablara, pero sin resultar simple y llano. Además, es muy sencilla y fácil de leer, aunque en mi opinión abusa un poco de los phrasel verbs, creo que más que en Anna (y esto lo digo recordando que en su lectura no tuve que utilizar tanto el diccionario y el traductor como lo he tenido que hacer con Lola). Respecto a las descripciones, adecuadas y precisas, se centran sobre todo en los modelitos de Lola, a cada cuál más sorprendente y raro. Sobre el ritmo, lo he encontrado pausado, a veces lento, con escenas que en mi opinión no aportaban demasiado, que sobraban, o que, si estaban ahí, no estaban demasiado bien aprovechadas.

Respecto los personajes, todos cuentan con una fuerte personalidad, claro que unos me han caído mejor que otros. Empecemos por Lola, que no me ha caído demasiado bien, ni ella ni su obsesión por los disfraces ni el cacao que tiene en la cabeza. A ver, al final uno se acostumbra, y al final Lola va cambiando y pone orden en su cabeza. El problema es que Lola me ha parecido más inmadura que Anna en diversos aspectos. Lo sé, lo sé, las comparaciones son odiosas, pero en estos casos son inevitables. Aunque, a decir verdad, si no fuera por la confusión de Lola, la obra de Perkins no tendría ni la mitad de gracia.

Respecto Cricket, me ha pasado igual que con Étienne. Me ha caído en gracia y me ha parecido muy carismático, mucho más que Lola, y con la cabeza bien amueblada.
Ah, ¡y Anna y Étienne también salen en este libro! Ha sido muy curioso e interesante verlos desde otro punto de vista, y podría decir que es una de las cosas que más me ha gustado, pero... el problema es que los vemos MUCHO desde otro punto de vista; es decir, se insiste mucho en que no es una segunda parte de Anna (que, efectivamente, no lo es), pero sus protagonistas salen tanto que se puede producir la sensación contraria. Salen tanto que hasta la mejor amiga de Lola adquiere tanto segundo plano que... en fin, a veces me olvidaba de que existía.
Y los padres de Lola han sido de lo mejorcito.

"All right, then." He nods. "Have a good time. Don't do anything I wouldn't do."
I hear Andy as I'm walking out the front door. "Honey, that threat doesn't work when you're gay."

¿Sobre el final? Me ha en-can-ta-do. Aunque es algo abrupto, es dulce y muy, muy bonito.

¿Qué más podría decir? Igual que Anna and the French kiss fue una historia encantadora, Lola and the Boy Next Door es una novela colorida y llena de magia. Perkins ha vuelto a escribir una historia divertida y natural sobre la vida misma y cómo es enamorarse y descubrir la identidad de uno mismo, con diálogos sencillos y, a la vez, maravillosos. ¿La pega? Que sus personajes (Lola) tienen más contras que pros y que, a mi parecer, no llega de ser una historia tan buena como Anna. Tal vez fue París, o tal vez fueron mis elevadas expectativas. Aún así, si ya disfrutasteis de Anna, disfrutaréis de Lola. A mí, ya solo me queda esperar con ansias Isla and the happily ever after.

La autora: Stephanie Perkins

Stephanie Perkins nació en Carolina del Sur, creció en Arizona y fue a la universidad en San Francisco y Atlanta. Siempre ha trabajado con libros: primero como librera, después como bibliotecaria y ahora como escritora de literatura juvenil. En la actualidad vive en las montañas de Carolina del Norte con su marido, sus dos perros y su gato, en una casa en la que cada una de las habitaciones está pintada de un color del arco iris.

Recordad que el 8 de abril se publica en castellano bajo el sello Plataforma Neo.

5 comentarios:

Cris Menéndez 15 de marzo de 2013, 15:50  

A mi Lola no me cayó nada bien, y Cricket, muy majo y "cute" y todo lo que tú quieras, pero no acababa de verlo yo como el tío bueno que me quería vender...

El libro me gustó, pero también me decepcionó encontrarme con la repetición de argumento y con Lola (que me parecía una inmadura y no solo en comparación con Anna, sino en general ¬¬).

Andvari 15 de marzo de 2013, 16:25  

Me mató muchito que Max llevara un tatuaje de mi Max de Donde viven los monstruos porque es mi historia preferida desde que era enana (sí, más que ahora, señor alto) ♥

Y bueno, ya te lo dije, pero a mí Lola and the Boy Next Door me gustó tantísimo como Anna and the French Kiss. Me reí igual y se me puso la misma sonrisa tonta en los momentos entre Lola y Cricket. No sé, los disfruté mucho los dos y no hice la reseña pensando en la "calidad" ni nada, sólo basándome en cómo lo había disfrutado.

Ahora a esperar a Isla ♥ (aunque con lo de la portada sigo enfadada, pero bueno, algo haré, que tengo mucha imaginación XD).

Nahua 15 de marzo de 2013, 19:40  

Que ganas de leerme tanto Un beso en parís como este.
Un beso ^.^

Nina 16 de marzo de 2013, 3:31  

yo la verdad no compararia, pero me gusta que seas sincero y tengas los pies en la tierra para decir sus aciertos y errores.

Miyu 27 de marzo de 2013, 15:43  

A mí Anna no me acabó de cuajar, en cambio Lola me gustó mucho más (ella y su historia).
También creo que Perkins repite un poquito el mismo patrón del anterior... :( no es santo de mi devoción ésta mujer, pero bueno, seguramente terminaré leyendo Isla

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP