jueves, 18 de julio de 2013

Review: Looking for Alaska

Review es una "sección" donde reseñaré los (pocos) libros que lea en inglés. Podéis encontrar estas reseñas en el mismo lugar que las normales, en el apartado "Reseñas" de la sidebar. La única diferencia respecto a las reseñas tradicionales es que, debido a mi poco conocimiento de la lengua inglesa, no podré indicaros la calidad de su prosa, únicamente la de trama, y, por lo tanto, serán menos extensas de lo que son habitualmente.

Título: Looking for Alaska
Autora: John Green
Editorial: Speak
Páginas: 221
Precio: 10,99$ / 7,33€
Sinopsis:


Miles Halter is fascinated by famous last words–and tired of his safe life at home. He leaves for boarding school to seek what the dying poet Francois Rabelais called the “Great Perhaps.” Much awaits Miles at Culver Creek, including Alaska Young. Clever, funny, screwed-up, and dead sexy, Alaska will pull Miles into her labyrinth and catapult him into the Great Perhaps.

Nota: 3,8/5


Reseña: Miles Halter, un chico que siempre ha vivido sumergido en las últimas palabras de las personalidades más célebres de la historia, está preparado para empezar una nueva vida en Culver Creek, un internado situado en la profunda y calurosa Alabama. A pesar de que Miles nunca ha sido popular, su marcha de Florida no se encuentra motivada por sus problemas de sociabilidad en el instituto: su único y gran objetivo es encontrar aquel “Gran Quizás” del que habló Rabelais en su último aliento. No obstante, jamás imaginó conocer allí a Alaska Young, una chica atractiva e insondable, una chica que construye la Biblioteca de su vida comprando libros en los rastrillos y luego apilándolos en su habitación en columnas que llegan hasta la cintura, una chica que quiere salir del laberinto, una chica que es un huracán y le hace sentir como una llovizna, una chica que adora el alcohol, las gamberradas, el sexo y los cigarrillos. Una chica que acercará a Miles a ese “Gran Quizás”.

Later, I walked toward the dorm circle beside Alaska. The cicadas hummed their one-note song, just as they had at home in Florida. She turned to me as we made our waythrough the darkness and said, "When you're walking at night, do you ever creeped out and even though it's silly and embarrassing you just want to run home?"
It seemed too secret and personal to admit to a virtual stranger, but I told her, "Yeah, totally."
For a moment, she was quiet. Then she grabbed my hand, whispered, "Run run run run run," and took off, pulling me behind her.

Tras el gran éxito que ha cosechado su última obra, Bajo la misma estrella, mi curiosidad por John Green aumentó considerablemente, pero en lugar de atacar a la que presume de ser una historia que desgarra el alma de cada uno de sus lectores, decidí looking_for_alaska_by_harpymarx-d56wmn0empezar por un libro menos conocido por miedo a llevarme una decepción y así reservar el mayor éxito del escritor estadounidense para otro momento. Así que en Sant Jordi, cuando pasé por accidente por una librería, me topé con Looking for Alaska... Y no me resistí. Ciertamente, en la primera novela de Green podemos encontrar todos los ingredientes que sus admiradores y la crítica nos prometen: una narración directa, unos personajes carismáticos y únicos —que pueden caer mejor o peor—, un argumento que nos partirá el corazón y un buen ritmo.

La narración de John Green es uno de los mejores aspectos de la novela: es sincera y sencilla, y aun así logra cautivarnos con algún que otro artificio que hará asombrarnos, simples oraciones con las palabras exactas para conseguir emocionarnos. Respecto las descripciones, estas consiguen ser correctas, retratando los aspectos más básicos para que nos logramos imaginar el ambiente de Culver Creek y, sobre todo, el sofocante calor de Alabama. Sobre el ritmo, como decía anteriormente, es más que adecuado: ni lento ni precipitado nos permite disfrutar de la historia con la ligereza y la pausa que requiere. No obstante, también podemos toparnos con algún inconveniente: la primera parte de la novela, al ser introductoria, puede resultar banal y pesada, en especial si el personaje de Alaska Young no cae en gracia al lector; sin embargo, al llegar a la segunda mitad, todo cobra sentido y John Green explota el tema para el que nos ha estado preparando con gran maestría, consiguiendo que olvidemos (casi) aquellos pequeños detalles que hayan podido desagradarnos.

Pasando a los personajes de la novela, he de decir que mi corazón se encuentra dividido: por una parte me han encantado, pero por otra, a veces no he podido soportarlos, hecho que, al ser una novela de personajes, ha propiciado que el libro no me gustara tanto como me hubiera podido gustar (y luego están todas las elevadas expectativas que había vertido en Green). Empecemos por Miles "Pudge" Halter, el protagonista de la historia; Miles es un chico que siempre ha vivido al margen y que decide ir a estudiar al mismo internado al runrunrunque fue su padre para encontrar el Great Perhaps y vivir; por ello, no me meteré con el hecho de que Miles, una vez hace amigos, empiece a beber y a fumar cuando no lo había hecho nunca antes, pero sí con su pusilanimidad: a veces, varias veces, a decir verdad, he tenido la sensación de que Miles hacía las cosas más porque se lo decían los otros o bien porque las hacían sus amigos, como cuando Chip Martin (o The Colonel) decide apodarlo Pudge ("gordito", es algo súper irónico porque Miles es puro esqueleto recubierto de piel) y él se queda tan pancho. Aparte de esta cualidad, el personaje de Miles ha conseguido ganarse mi cariño a lo largo del libro.

Luego tenemos a Alaska Young, con la cual no sabría por donde empezar. Mientras que a otros los ha conquistado desde el mismísimo inicio de la novela (es duro resistirse a su historia del honk en su boob, ahí también me cayó bien), en mí no ha conseguido despertar ningún agrado hasta que no llegamos a profundizar en la novela. Alaska es uno de esos personajes prefabricados para que te caigan bien: alocada, divertida, atrevida, diferente, bromista y con doble personalidad (ahora es maja, ahora no). Obviamente, su comportamiento tiene una explicación, y cuando la conocemos, podemos llegar a simpatizar con ella (al cerrar el libro, me encontré con que había llegado a caerme muy bien y había conseguido conquistarme), pero hasta entonces nos podemos tirar de los pelos.

Sobre los otros personajes, poco puedo decir, aparte de que a pesar de ser más secundarios que otra cosa, tienen una personalidad definida. A destacar: el "tercer protagonista", Chip Martin, que Alaska__s_Great_Perhaps_by_taytathaloaunque a veces su actitud me pusiera algo nervioso, llegó a cautivarme desde el primer momento.

A pesar de que los personajes tengan sus más y sus menos, no me gustaría acabar la reseña sin destacar la temática que trata John Green en esa novela. Decir directamente cuál es la que se explora sería un poco spoiler, así que lo único que puedo decir sin mancharme las manos es que John consigue tratarla con maestría y gran naturalidad.

Así pues, Looking for Alaska se trata de una novela que aborda unos temas de gran profundidad con una prosa en primera persona franca y creíble que resulta difícil de olvidar. Estamos hablando de un libro que, llegados al final, no puede decepcionar a pesar de sus fallos, y de una buena opción para introducirse en la obra del ya consagrado John Green. No tengáis en cuenta todas las pegas que he encontrado a lo largo de su lectura, pero tampoco las olvidéis, y entregaos por completo a Green y al laberinto.

El autor: John Green

John Michael Green nació en Indianapolis en 1977. Se graduó en Lengua y Literatura Inglesa y en Estudios Religiosos en el Kenyon College. Tras empezar carrera en el mundo editorial como crítico y editor, publicó su primera novela Looking for Alaska en 2005, que le valió una medalla Printz y lo situó en el top diez de mejores novelas juveniles. Sus siguientes trabajos, An abundance of Katherines (2006) y Paper towns (2008), le han convertido en uno de los autores más reconocidos del género novela juvenil y crossover. Ha sido galardonado con el premio de honor Printz, el Premio Edgar, y dos veces finalista del Premio Libro del LA Times.

5 comentarios:

Luna 18 de julio de 2013, 15:32  

Lo pedí hace unos días por Internet y debería llegarme mañana. Estoy deseando leerlo, y ahora más, ya que no había leído ninguna reseña.
Un beso ^^

Nina 18 de julio de 2013, 18:17  

A mi no me acaba de llamar la verdad xD

Skynnet 18 de julio de 2013, 21:56  

A mi me gustó mucho, aunque lo leí hace ya un buen tiempo y algunos detalles se me van, ahora solo me queda lo mucho que disfruté la historia, pero sí se me hizo una parte un poco pasada, pero fue la segundaXD la primera me gustó más
Saludos!

Mel 19 de julio de 2013, 0:27  

Quiero leer más de este autor. Aunque parece que este es su libro más flojo, quiero leer todos los de este autor. Espero poder disfrutarlo mucho.

¡Un besazo!

Mel.

daniale 26 de julio de 2013, 18:59  

Leí Bajo la misma estrella y tengo muchas ganas de leer los demás libros del autor así que creo que empezaré con este.

Saludos

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP